Principales características de los distintos tipos de cocinas con barra

cocinas con barra

Principales características de los distintos tipos de cocinas con barra

Principales características de los distintos tipos de cocinas con barra
5 (100%) 3 votes

Las cocinas con barra son cada vez son más comunes. Si estas pensando en poner una barra en la cocina, mira las diferentes opciones y material (mármol, granito, etcétera) que existen y decide cuál es la que mejor se adapta a ti.

Si piensas en hacer una reforma de cocina y te ronda la idea de añadir una barra de cocina, tienes multitud de modelos entre los que escoger y es conveniente tener en consideración ciertos aspectos que te van a ayudar a atinar en tu elección.

Las barras son elementos ornamentales y funcionales que personalizan cualquier cocina y optimizan el espacio. Cualquier barra de cocina cumple una doble función: por una parte, amplía la superficie libre de la estancia, y por otro, sirve para marcar una separación entre espacios, bien en la propia cocina, ayudando a crear diferentes áreas, o con respecto a otras estancias, en general el salón comedor.

Si barajas  la idea de poner una cocina con barra, debes fijarte en su forma, tamaño y en la posible localización, para poder sacarle máximo provecho posible, eludiendo que acabe transformándose en un incordio.

Escoge tu tipo de barra

En el momento de elegir la barra para tu cocina debes tomar en cuenta dos aspectos: la manera y el espacio del que dispones. Teniendo presente estos 2 aspectos, vas a tener que determinar qué tipo de barra te puede quedar mejor. Fíjate en estas 4 posibilidades:

Cocinas con barra pegada a una pared

Son perfectas para cocinas pequeñas, en las que es recomendable dejar uno de los laterales sin armarios y lo más despejado posible. En un caso así, una barra no demasiado ancha puede encajar de forma excelente para realizar desayunos y tentempiés improvisados.

Cocinas con barra central

Es una idea novedosa  si dispones de grandes espacios en tu cocina. Una barra en el centro, como isla, puede ser un acierto seguro. Otra opción, asimismo para cocinas grandes, es unir la propia isla de cocción con una barra anexa. Innovación, modernidad y estilo para sacar partido a cocinas espaciosas y de diseño vanguardista.

Cocinas con barra de continuación

Quedan realmente bonitas y aportan originalidad. Por ejemplo, puedes tener una encimera frontal y alargarla con una barra para conseguir darle una elegante forma en “L” o bien aprovechar un saliente (quizás una columna) para tomarlo como punto de apoyo del que salga la barra.

Cocinas con barra de separación

Son de las más empleadas sobre todo en estudios o bien pisos con cocinas americanas. Más que crear divisiones con puertas o bien tabiques, una cocina con barra puede ser la solución para definir 2 espacios que se integran perfectamente.

Aparte de seleccionar el tipo de barra que mejor se adapte a tus necesidades y a las peculiaridades de tu cocina, hay pequeños trucos que pueden conseguir que luzca precisamente como deseas.
Cuando escojas tu barra y vayas a ponerla en tu cocina, presta atención al tipo de material de tu barra de cocina, iluminación y firmeza de la barra.

A veces, una barra de cocina puede ser el complemento idóneo para que la cocina resulte más cómoda y funcional. El secreto está en amoldarla a las dimensiones de la estancia teniendo presente que en decoración muy frecuentemente “menos es más”. Si tu cocina es pequeña, no te empeñes en tener una barra ancha, alargada y compacta. Seguramente, lo que te venga bien sea una corta.

Si tienes alguna duda, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Estaremos encantados de asesorarte en todo aquello que necesites.

No hay comentarios

Publica un comentario